Resumen

Los ponentes invitados Javier Lascurain, coordinador general de Fundéu; Beatriz Benítez, presidenta de UniCo; y Magí Camps, jefe de edición de La Vanguardia acercaron a los asistentes su trabajo y pusieron sobre la mesa las dificultades de carácter lingüístico a que debemos hacer frente correctores y periodistas en un día a día marcado por la inmediatez. Más allá de las etiquetas, los tres coincidieron en destacar la importancia de contar con profesionales capacitados para velar por el buen uso del idioma y, también, en señalar la necesidad de ser más didácticos y de sumar a la corrección la sugerencia, el consejo y la explicación, si queremos incidir y ser útiles en otros ámbitos.

«Español urgente, dudas urgentes» fue el título escogido por Javier Lascurain para hablar de la labor que lleva a cabo Fundéu. Tras ofrecer un breve recorrido por la historia de la Fundación y sus vínculos con Agencia EFE, explicó el proceso de decisión que desarrolla su equipo, con el apoyo del consejo asesor, para dar respuesta a las dudas que genera la actualidad o que plantean los usuarios. Puso el colofón a su intervención un amplio catálogo de dudas, unas veces insistentes, otras impertinentes —las había también ingeniosas, perezosas, amorosas e incluso fruto de apuestas—, que hizo las delicias del público.

Beatriz Benítez, que dio voz a UniCo, presentó a correctores y asesores lingüísticos como «dudadores natos» y garantes de la calidad de los textos e insistió en que nuestro trabajo se extiende hoy más allá del ámbito editorial. Por otra parte, subrayó la dificultad que supone conciliar norma, uso y estilo, una tarea que exige, ante todo, criterio y oficio. En este sentido, reivindicando la profesión, reclamó la necesidad de contar con una formación específica para responder a las exigencias del mercado y desempeñar nuestra labor con eficacia.

Cerró el turno de intervenciones Magí Camps, quien explicó el trabajo que realiza el equipo de correctores y traductores de La Vanguardia, del que es responsable. Camps detalló cómo se lleva a cabo el proceso de traducción automática del periódico en sus ediciones en español y catalán, e incidió especialmente en la posedición, que se perfila como un ámbito de trabajo emergente. A este respecto, los ejemplos de titulares que trajo a la sala sirvieron para poner de manifiesto la necesaria intervención de periodistas y profesionales de la corrección para optimizar el trabajo de las herramientas tecnológicas.